Saltar al contenido

Globo Aerostático el mejor elemento de decoración del 2018

globos aerostaticos

Los globos aerostáticos llevan entre nosotros décadas, y desde su aparición no han dejado de ser las delicias de todos aquellos amantes de las alturas y de las vistas de ensueño. Dar un paseo en globo aerostático es indiscutiblemente una de las actividades más sorprendentes que cualquier persona puede llevar a cabo.

Pero, ¿Y un globo aerostático que sirva de elemento de decoración? Es perfecto para las habitaciones de los niños, dando un toque fantasioso e infantil, o para cualquier zona de la casa, ya que tienen un tamaño reducido para poder colocarlo donde se desee.

¿Qué es el globo aerostático?

Cuando se habla del globo aerostático o aerostato nos referimos a una aeronave que no está propulsada, la cual se ayuda del conocido principio de Arquímedes para conseguir elevarse y desplazarse por el aire, donde el aire es entendido como si se tratara de un fluido.

El principio de Arquímedes dice así: «Un cuerpo total o parcialmente sumergido en un fluido en reposo, experimenta un empuje vertical y hacia arriba igual al peso de la masa del volumen del fluido que desaloja».

Estas naves están indicadas para poder desplazarse por el aire, a una determinada altitud, aunque sí que es cierto que la gran mayoría de este tipo de desplazamientos son meramente recreativos o de entretenimiento.

Como no disponen de ningún tipo de propulsor, los aerostatos son capaces de moverse gracias a las corrientes de aire, aunque si que es cierto que la elevación puede ser controlada por el propio tripulante.

¿Dónde comprar globos aerostáticos de decoración baratos?

Estos pequeños elementos encajan perfectamente en las decoraciones tanto rústicas como infantiles o simplemente sirviendo como un juguete para los niños.

En la tienda online de Amazon disponemos de las mejores ofertas de globos aerostáticos, comprando los globos aerostáticos pequeños más económicos del mercado.

¡No lo dudes más, no te quedes sin ellos!

Características del globo aerostático

Los globos aerostáticos cuentan con unas características muy particulares que resulta interesante enumerar:

  • Los globos aerostáticos no son naves que verdaderamente vuelen, lo que realmente hacen es flotar sobre el aire
  • Las personas que viajan en los globos aerostáticos lo hacen dentro de lo que se conoce como barquilla, una gran cesta que normalmente suele estar fabricada en mimbre
  • El piloto de cualquier globo aerostático ha de ser capaz de buscar las mejores corrientes de aire, aquellas adecuadas para poder flotar sobre el aire sin riesgos
  • El ventilador del que disponen los globos aerostáticos en su interior son los principales responsables de introducir al interior del mismo el aire frío para que posteriormente este sea calentado y mantenga el globo elevado
  • Los globos aerostáticos pueden funcionar con gases, los cuales pueden ser tanto calientes como no calientes

Partes de un globo aerostático

Los globos aerostáticos están formados por diferentes partes que merece la pena mencionar:

  1. Aro de carga
  2. Barquilla
  3. Corona
  4. Cilindro de gas propano
  5. Cuerda de apertura
  6. Cuerdas de suspensión
  7. Envoltura de nylon ligero
  8. Quemador de gas propano
  9. Instrumentos de vuelo
  10. Llave del quemador
  11. Paracaídas
  12. Válvula de desgarre

Todas ellas son partes indispensables en el funcionamiento de cualquier globo aerostático, ya que cuentan con una función clave y juegan un papel muy importante.

¿Cómo funcionan los globos aerostáticos?

Los globos aerostáticos funcionan gracias al movimiento de diferentes gases. El gran impulso que son capaz de generar estos gases permiten que su gran recámara, la cual es creada por una gran tela de alta resistencia, liviana y de gran durabilidad, permiten el desplazamiento a través del aire, logrando el despegue del suelo, así como alcanzar determinada altitud.

Es decir, que los globos aerostáticos flotan por el mismo motivo por el cual flotan los barcos sobre el océano. Los globos de aire caliente pueden volar debido a que el aire que queda atrapado en su interior, el cual es calentado por un quemador, lo hace menos denso que el aire frío que hay en el exterior. El aire caliente que se encarga de llenar la gran tela que posee el globo proviene de los chorros de gas que son alimentados por los cilindros de propano.

Se pueden encontrar globos aerostáticos con un solo quemador, aunque por norma general suelen contar con dos quemadores o más, ya que de este modo se ofrece una mayor seguridad, ya que en el caso de que falle uno de los quemadores sigue quedando el otro quemador. Por norma general, los cilindros de combustible adicionales suelen llevarse en la zona exterior de la canasta del globo.

¿Para qué sirven los globos aerostáticos?

Tal y como se indicada en líneas anteriores, en la actualidad, los globos aerostáticos se han convertido en meros transportes para fines recreativos o de entretenimiento para poder disfrutar de una experiencia inolvidable. También suelen ser muy utilizados en exposiciones, así como en competiciones o como elementos de decoración para el hogar, en tamaños reducidos a un precio económico.

Es clave tener en cuenta que, por norma general, los globos aerostáticos no suelen ser utilizados como transporte, al contrario de lo que suceden con otras naves aéreas como los aviones o los helicópteros. Algunas personas pueden utilizarlos para uso privado o bien para transporte individual. Aunque con menor frecuencia, el globo aerostático también puede utilizarse para llevar a cabo anuncios publicitarios o para la meteorología.

globo aerostatico

¿Quién lo inventó?

El globo aerostático fue inventado por Jacques-Étienne y Joseph-Michel Montgolfier. Joseph Montgolfier era un hombre francés, nacido en 1740, que sentía una gran predilección por la maquinaria. Junto a su hermano menor Jacques, había soñado con lograr hacer volar al hombre.

Estudiaron que el aire caliente resulta más ligero que el aire frío, esto permitiría poder levantar algo más pesado del suelo. Ambos comenzaron a trabajar rápidamente en construir un globo que les permitiese hacer volar al hombre, llevando a cabo numerosos experimentos y pruebas antes de realizar una demostración en público.

Historia del globo aerostático

En su día, el globo aerostático fue uno de los inventos más novedosos y significativos del momento en cuanto a aparatos voladores se refiere. El hecho de crear un aparato capaz de elevar al hombre y con el poder desplazarse fue indiscutiblemente un invento que logró captar la atención de los ciudadanos de la época.

Después de que los hermanos franceses Montgolfier se percatasen de que el aire caliente era mucho más ligero que el aire frío, fueron muchos los intentos y experimentos que se tuvieron que realizar para conseguir recoger los frutos del esfuerzo realizado.

Empezaron con un globo de un metro cúbico, el cual fue cosido a mano y era calentado con un fuego de manera, pudiendo alcanzar hasta 30 metros de altura. Este primer experimento tuvo lugar en noviembre de 1782 y para muchos es considerado el nacimiento de la aerostática.

Pero la cosa no quedó ahí, ya que en el mes de diciembre siguieron con sus experimentos, pero en esta ocasión con un globo que alcanzaba los 3 metros cúbicos. En el mes de abril de 1783, repitieron el experimento con un globo de 800 metros cúbicos que se logró elevar más de 350 metros de altura.

Tras varios intentos con globos de pequeño tamaño, y para evitar que nadie les robase su idea, el día 5 de junio del año 1783 presentaron su invento en público, ante cientos de personas en el pueblo francés conocido como Annonay. Se trataba de un globo de tela que estaba forrado con papel y repleto de aire caliente que era proporcionado por una fogata. Este globo se mantuvo elevado durante, aproximadamente, unos 10 minutos, logrando alcanzar una altura de 1.000 metros.

Algunos meses más tarde, concretamente el día 11 de septiembre de ese mismo año, volvieron a presentar un nuevo invento. En esta ocasión presentaron el primer globo tripulado, un globo que transportó como pasajeros a un gallo, a un pato y a una oveja, los cuales se elevaron hasta 3 kilómetros sobre el suelo durante 8 minutos, consiguiendo aterrizar sanos y salvos.

En esta ocasión, fueron más de 130.000 personas las que quedaron boquiabiertas cuando este globo de su creación volvió a elevarse en Versalles. El rey Luis XVI, su esposa María Antonieta y la corte francesa presenciaron este gran momento. A pesar de que estaban muy contentos con los avances y logros conseguidos, su meta siempre fue que su globo fuese capaz de llevar dentro personas que pudieran desplazarse.

Finalmente, en noviembre de 1783 hubo dos voluntarios que se arriesgaron a viajar en el globo creado por los hermanos. Los valientes tripulantes que se animaron a llevar a cabo tal hazaña fueron Jean François Pilatre de Rozier y François Laurnet, quienes estuvieron en el aire durante un tiempo aproximado de 25 minutos, desplazándose sobre la ciudad parisina. De este modo puede decirse que el sueño del ser humano finalmente se logró hacer realidad.

¡Ver más OFERTAS de globos aerostáticos!

Reciente descubrimiento

Recientes y a su vez distintas investigaciones realizadas parecen haber demostrado que ya el 8 de agosto del año 1709, el sacerdote de origen brasileño conocido como Bartolomeu de Gusmao llevó a cabo la primera demostración de elevación aérea en un globo que utilizaba aire caliente y el cual no dispone de tripulación. Dicha demostración se realizó en la Casa de Indias de Lisboa, ante la corte del entonces rey Juan V de Portugal.

Desde ese mismo día, este famoso sacerdote fue conocido por muchos como el ‘padre volador’. Sin embargo, debe destacarse que su invención, su globo, la cual fue bautizado por el propio sacerdote como ‘Passarola’, no se volvió a ver nunca más en público. Todo ello le costó muy caro, ya que fue perseguido por la Inquisición acusado de hechicería. Por lo que las primeras ascensiones en globo que fueron admitidas y reconocidas de manera universal por la sociedad de entonces fueron las que realizaron los hermanos Montgolfier.

globo aerostatico de decoracion

Vuelos históricos en globo aerostático

Si nos centramos en los vuelos históricos en globo aerostático que han tenido lugar desde su creación, resulta interesante mencionar a los metereólogos británicos Coxwell y Glaisher, quienes lograron el primer récord de altura tras conseguir ascender ayudándose de un globo de hidrógeno normal una altura de aproximadamente unos 8840 metros en el mes de septiembre del año 1862.

Por otro lado, ya en el año 1875, el día 15 de abril, Gaston Tissandier, de manera conjunta a sus dos acompañantes Silvel y Croce-Spinelli, fueron capaces de llegar a los 8.000 metros de altura a bordo del que fue bautizado como globo Zenith, pero desgraciadamente, al alcanzar tal altura, la falta de oxígeno provocó que estos dos falleciesen, llegando con vida a tierra Gaston Tissandier, quien se encontraba grave por la falta de oxígeno en su cuerpo.

En el año 1932, el físico de origen suizo Auguste Piccard llevó a cabo una elevación que alcanzó los 16201 metros en el interior de una cápsula sellada y estanca, la cual se encontraba suspendida justamente debajo de un globo libre. Este fue el primer vuelo que llevó a cabo el ser humano a la estratosfera de la Tierra. Casi 30 años después, y más concretamente el 4 de mayo de 1961, Malcolm D. Rosson llevo a cabo una ascensión a la estratosfera, donde fue capaz de alcanzar los 34.668 metros de altura.

Pero la cosa no queda ahí, ya que a lo largo de los años, son muchas las ascensiones que se han llevado a cabo en globo aerostático y que tenían finalidad científica e incluso finalidad política. Los globos aerostáticos ofrecieron durante muchos años unas grandes posibilidades prácticas, ya no solo en el campo científico, sino también en el campo militar, convirtiéndose en muchos casos en grandes aliados.

Summary
product image
Author Rating
1star1star1star1star1star
Aggregate Rating
no rating based on 0 votes
Brand Name
Globo aerostático
Price
EUR 19,25
Product Availability
Available in Stock